Vídeo del encuentro con Liliana López Borbón

Ya está disponible en nuestro canal de youtube el vídeo resumen del primer acto y presentación de nuestra asociación, el encuentro y debate el pasado mes de marzo en el Centro Superior de Estudios de Gestión del Campus de Somosaguas con la gestora cultural mexicana Liliana López Borbón sobre el proyecto FAROS en México DF.montaje.liliana.ponencia

El nuevo programa Europa Creativa de la Unión Europea y la Capital Europea de la Cultura San Sebastián 2016

POLÍTICA CULTURAL EUROPEA

Tras las recientes sesiones sobre la cultura en los Presupuestos Generales del Estado a cargo de Luis González Palacios, subdirector general de la Oficina presupuestaria del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y de Mercedes Morales, subdirectora general de Gestión Económica y Financiera, acerca de las ayudas y subvenciones, vamos a contar este fin de semana con Augusto Paramio, Consejero Técnico del Punto de Contacto Cultural en España, que desarrollará la ponencia sobre Europa Creativa. Este programa de la UE tiene como objetivo impulsar el sector cultural y creativo con un presupuesto de 1.460 millones de euros.

Con el Subprograma Cultura y el Subprograma MEDIA se pretende apoyar a unos 8.000 organizaciones culturales y 300.000 profesionales de la cultura. Así como la distribución de más de 1.000 películas europeas a través de plataformas tradicionales o digitales y la realización de películas y obras audiovisuales.

En Europa Creativa también se integra la Capitalidad Europea de la Cultura, que en el año 2016 corresponderá a Donostia – San SebastiánPablo Berástegui, también profesor de nuestro máster, es director general de la oficina que dirige la puesta en marcha de todos los proyectos y coordina todos los recursos. Las dificultades con las que se ha encontrado y las lineas maestras de su acción se recogen en una reciente  entrevista en el diario El Pais.
http://cultura.elpais.com/cultura/2015/02/02/actualidad/1422906382_886091.htmlmontaje.europa.creativa.pabloberastegui

 

¡Felicidades a Gervasio Iglesias y a todo el equipo de “La isla mínima”!

Dentro del módulo “Perfiles profesionales, tipos de producto y estudios de caso” disfrutaremos en nuestro máster un año más de una sesión sobre cine a cargo del productor Gervasio Iglesias

Este director y productor ejecutivo de La Zanfoña Producciones, miembro de las Academias Española y Europea de Cine,  ha estado presente con sus producciones en los principales festivales de cine del mundo, como Berlín, Cannes, Venecia, San Sebastián, Toronto, Karlovy-Vary, Tesalónica o Tokio, obteniendo más de cuarenta premios; antes del Goya por “La Isla mínima” había obtenido otros cuatro, entre ellos el de mejor película iberoamericana por “Juan de los Muertos”. Todo ello como resultado del trabajo de más de veinte años de un grupo de profesionales andaluces que, con el apoyo sostenido de las instituciones públicas de su comunidad, han conseguido una estructura de producción estable y de éxito. Gervasio y el director Alberto Rodríguez formaron parte del colectivo CinExin y colaboran desde hace años.

En su sesión del máster G. Iglesias aborda la creación de una empresa cultural desde su propia experiencia y desarrolla los distintos modelos de empresa y producción, junto con la financiación del cine y documentales a partir de casos prácticos en el contexto español, además de analizar críticamente los nuevos modelos del negocio audiovisual.

http://www.diariosur.es/culturas/cine/201501/24/gervasio-iglesias-buen-momento-20150123234649.htmlmontaje.gervasio.goyas2015ok

 

Jesús Ruiz Mantilla reivindica la importancia de la cultura

EL PAÍS Y EL PERIODISMO CULTURAL
Un grupo de alumnos del máster ha realizado una visita técnica al diario El País el pasado viernes 21 de noviembre. A lo largo del recorrido por las instalaciones y la redacción se dialogó, entre otros temas, sobre la creación del periódico, la producción y distintos formatos de las noticias, la digitalización de los medios y las alianzas para compartir contenidos.

La visita se cerró con un encuentro con el periodista y escritor Jesús Ruiz Mantilla, que debatió con el director del máster, Jorge Díez, y con los alumnos que asistieron a esta actividad complementaria de nuestro programa oficial. Actualmente adscrito a El País Semanal, los artículos y entrevistas de Ruiz Mantilla pueden leerse habitualmente también en el suplemento Babelia o en la sección de Cultura. Habló con pasión de sus tareas recientes, como la entrevista de la que venía con Willy Decker, director de escena de la ópera Muerte en Venecia, próximo estreno del Teatro Real, o de su interés actual por la transparencia y la memoria en la literatura y el periodismo a propósito del Limónov de Emmanuel Carrère o de la última novela de Javier Cercas, el Impostor, centrada en el falsario Enric Marco.

A contracorriente de la crisis y, aun reconociendo la difícil situación del sector, reivindicó Jesús el enorme desarrollo profesional que ha dado lugar en nuestro país a la especialización en el periodismo cultural o, como es el caso, en la gestión cultural y apeló a nuestros alumnos para que con sus conocimientos, pero también con pasión, contribuyan a reforzar el papel de la cultura en la sociedad.montaje.pais.mantilla.3(baja)

Alberto Lamas, ex-alumno de nuestro máster, ayudante de dirección de Águila Roja

Aunque Alberto estudió Derecho, desde siempre estuvo cerca de las actividades culturales. Cuando, una vez graduado, tuvo la oportunidad de trabajar en la industria audiovisual la aprovechó. Ha acumulado una extensa experiencia en las productoras de series para la televisión. La realidad es que una actividad sustancial del cine se refugia en este formato. Cuéntame como pasó o Cocinando con Andrés están en la base de su profesionalización. Pero es en Águila Roja dónde ha culminado este proceso. Esta serie de éxito de TVE, actualmente en la quinta temporada, ha logrado una madurez narrativa, técnica y simbólica a prueba de audiencias. Un producto para todos los públicos bien realizado.

Alberto cursó nuestro máster en la VII edición (2010/2011). Quería ordenar los conocimientos obtenidos en la práctica y, además, ampliar las herramientas de gestión cultural aplicables a otros proyectos. Ahora, después de un tiempo, hablamos con él para indagar en este proceso.

- ¿Por qué, trabajando en la industria cultural, te propusiste cursar un máster de gestión cultural?  Me interesaba profundizar sobre todo en los procesos de creación, conceptualización y diseño de un proyecto cultural. Quería saber cuáles eran sus bases teóricas y de qué forma se ha profesionalizado la metodología de trabajo de los proyectos culturales. Llevaba tiempo intentando ampliar mi formación y prepararme para buscar nuevos retos profesionales, y no quería apartarme del mundo de la cultura y el entretenimiento. Así que, después de barajar muchas opciones, me decidí por el programa de gestión cultural por ser el más apropiado y completo.

 

- Te incorporaste al máster recién comenzado y con cierta dificultad porque ya estábamos en el límite de los 35 alumnos, ¿qué sucedió?
Nada. No fue nada relevante. Simplemente una confusión entre marcas de programas de posgrado. Lo bueno fue que, una vez iniciado el curso, la dirección del Máster de Santillana me permitió incorporarme al mismo. Por ello les estoy muy agradecido.

- En un programa tan extenso como tiene el máster siempre hay algo que nos sorprende. ¿Puedes recordar qué clase, profesor o institución llamó tu atención de una forma especial y por qué? Como provengo de la producción, me impresionaron mucho los trabajos de Álvaro Rey en Waskman Studio. Y en  la misma línea también los proyectos de Ricardo Antón en Amasté. Magnífica también me resultó  la ponencia de Rosina Gómez Baeza por su concepción de Laboral y el modelo de gestión que estableció para el centro.

- Un capítulo fundamental para cualquier proyecto cultural es el económico. Además, cada área de la cultura tiene sus propias dificultades. Puedes hablarnos con algún detalle de la forma de financiación de Águila Roja. ¿Hay confluencia de fuentes, de patrocinadores y colaboradores?
En el caso concreto de Águila Roja, la producción de la serie se financia única y exclusivamente a través del presupuesto acordado con la cadena de televisión, en este caso TVE. Lo habitual en el mercado televisivo es que la producción de los programas y las series se financien casi de forma exclusiva a través de los presupuestos negociados con las cadenas.
Hay casos en los que las productoras obtienen remuneraciones adicionales de las cadenas si han negociado un bonus o premio por porcentaje de audiencia. A mayor audiencia, mayor recompensa. Pero en el caso de Águila Roja estos ingresos extra no son posibles ya que TVE se financia a través del canon que recibe de las teleoperadoras y cadenas privadas y de la asignación a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, y no por ingresos publicitarios.
Existen otras vías de ingreso como la comercialización de productos derivados y las ventas internacionales, pero normalmente son acciones comerciales posteriores a la producción, y sus beneficios (y siempre dependiendo de cómo se haya negociado la explotación de la obra con la cadena)  no se destinan a financiar la producción sino las operaciones de la productora.

- Gestionar el set es una de las grandes tareas. La serie tiene muchos exteriores, permisos, figurantes, ambientaciones,… ¿entran dentro de tu cometido?
Yo formo parte del equipo de dirección. En una producción de ficción la primera gran tarea de este departamento es la de extraer del guión todos los elementos escénicos que deben conformar la grabación. Los estudia y los define con el director y, tras la aprobación de la dirección de producción, se transforman en requerimientos técnicos a todos los departamentos que participan en la grabación.
La siguiente tarea es, atendiendo a esos elementos escénicos, proponer un plan de grabación que conjugue esos elementos bajos criterios de economía, eficiencia y optimización de situaciones y recursos para facilitar al máximo el proceso de grabación. Y la tercera tarea principal del departamento de dirección, liderado por los primeros ayudantes, es el diseño, la coordinación y la dirección técnica de las grabaciones. 

- ¿Qué efecto ha tenido el máster sobre tu visión de la industria cultural?
Me ha permitido tener una visión más amplia del hipersector cultural, de cada una de sus industrias, y de lo difícil y arriesgado que es lanzar al mercado un producto cultural, del tipo que sea. Mi respeto por los profesionales del sector ha crecido enormemente.

- Tu trabajo en la producción audiovisual es estacional. ¿Realizas o participas en algún proyecto cultural durante “los parones” de los rodajes?
En mis tiempos de descanso entre temporadas intento iniciar nuevos programas de formación, siempre de una forma u otra relacionados con la gestión cultural. Y recientemente colaboro con la productora de eventos culturales Las Espigadoras en tareas de diseño y análisis de proyectos.

Gracias por mantener el contacto con el máster, el intercambio de experiencias es muy importante. Deseamos que se mantenga la calidad de la serie y que dure renovándose. Un abrazo.

Entrevista a Isabel García, alumna de nuestro máster en la edición 2007/08

Trabaja en la Fundación Microfinanzas BBVA
Esta fundación, presente en varios países de Latinoamérica, ha concedido más de 2,500 millones de euros en microcréditos financiando proyectos que benefician a más de 1,2 millones de personas, con su consiguiente impacto social diferido.
En la gestión de estos procesos (Gestión de Riesgos) se encuentra nuestra ex- alumna Isabel García, licenciada en Administración y Dirección de Empresas.

Isabel tiene la responsabilidad de definir políticas, procesos y metodologías e indicadores que aseguren la solvencia, la eficiencia y la transparencia. Además de elaborar e implantar las herramientas de admisión y seguimiento.
http://www.compromisorse.com/acciones-rse/2012/12/10/grupo-bbva-premiado-con-el-investment-pioneers-de-naciones-unidas/

Trabajabas en el BBVA y decidiste pasar a la Fundación Microfinanzas que en aquel momento estaba desarrollando el proyecto de microcréditos en Latinoamérica. Además te integraste en el área más importante, la de riesgos. En estas circunstancias, ¿qué te impulsó a cursar el máster?
El interés por conocer cómo se gestionan las industrias culturales y qué tienen de común con el resto de industrias o empresas. Ampliar las miras y comprobar si los conocimientos adquiridos en la carrera de Administración y Dirección de Empresas, eran extrapolables a sectores donde aportar un valor añadido puede transformar a las personas. Es común en los ambientes laborales cierta “deshumanización”, por esto el estar aprendiendo y debatiendo sobre cultura, arte, cine o literatura fue un auténtico placer.

¿Qué área del máster te interesó más?
La experiencia de los gestores culturales, galeristas y comisarios, así como otras áreas más teóricas sobre ¿qué es la cultura?

Aunque ya algo lejano en el tiempo ¿recuerdas alguna clase o profesor que haya dejado un recuerdo fuerte, una orientación importante para ti?
Las personas que consiguieron abrir más mi mente fueron: Tania Pardo (curadora), porque con su juventud y frescura ha conseguido muchas cosas y todavía llegará aún más lejos. José Monleón (crítico teatral), por su amplia experiencia, conocimientos y un discurso tan interesante que es de esas personas que querrías escuchar a diario. Maribel Serrano (ex-Directora General de SEACEX), porque unía proyectos internacionales, cooperación y cultura, uniendo así muchos de mis intereses.

Las prácticas las realizaste en di_mad, con la 1ª Bienal de Diseño Iberoamericano, ¿qué experiencias te proporcionaron?
Más que la experiencia laboral en sí, que también fue enriquecedora, fue ver a mi alrededor como se gestionaban las exposiciones en los distintos momentos de las mismas, desde que surgían las ideas, durante la organización, etcétera…

Cuéntanos de forma resumida un caso de micro crédito que esté más directamente relacionado con el ámbito cultural.
Principalmente financiamos a personas de muy bajo nivel económico, por lo que los proyectos suelen ser centrados en la elaboración de artesanías como reflejo de la cultura del país o de la región.
En Colombia por ejemplo, a través de nuestra entidad Bancamía, financiamos a la Sra. Sonia, una mujer que pinta cuadros y otros objetos decorativos y que utilizó el préstamo concedido para poder comprar el material necesario para realizar sus obras y como dice ella, “sin fiadores, únicamente con tu cédula”.

En alguna ocasión la Sra. Sonia incluso diseñó cómo quería que fuera una obra y trabajó con otros artistas para llevarlo a cabo. La Sra.Sonia, tal y como dice su ejecutiva de Bancamía, trabajó como hacen algunos artistas colombianos, léase Nadín Ospina o Rodrigo Echeverri, donde el peso está en las ideas que les vienen a la cabeza, ideas que ya otros ejecutan o producen siguiendo las instrucciones del artista. ¿No se hizo así la Capilla Sixtina también, y el David de Miguel Ángel?

Supongo que los premios, además de un reconocimiento, son un estímulo para vuestro trabajo. ¿Qué piensas de ellos y cómo se reflejan en los objetivos de la Fundación y en los tuyos propios?
El Premio Social Investment Pioneers es un premio a la Fundación Microfinanzas, el de la Academia de San Fernando creo que es a la Fundación BBVA (son diferentes). Respecto al nuestro ha supuesto un reconocimiento internacional de una labor que llevamos a cabo en una región específica, es decir, ha hecho que trascienda lo que hacemos tanto para que se valore internacionalmente como para que el BBVA pueda poner en valor el esfuerzo que ha hecho con la Fundación Microfinanzas y su apuesta de futuro.

Sheila Fernández, ex-alumna de nuestro máster, es la comunicación de Sins entido

La editorial Sins entido de cómics y novela gráfica es referente en su campo. La fundó y dirige Jesús Moreno. En el máster tendremos la oportunidad de compartir con él su experiencia como editor, así como su amplia y reconocida trayectoria al frente de Jesús Moreno & Asociados en el campo del diseño de exposiciones y museos. Sins entido publica algunas de las mejores referencias del sector. Algunos de sus libros como Los mitos de Cthulhu de Alberto Breccia o Chico y Rita de Mariscal han sido sonados éxitos editoriales.

Desde el año 2008, en alianza con la FNAC, concede el “Premio Internacional Fnac-Sins entido de novela gráfica”. El premio 2012, Miércoles de Juan Berrio, está teniendo gran aceptación por su frescura y trazo limpio. Un relato sobre la aventura de nuestras rutinas y lo cotidiano como algo maravilloso.
Pero el trabajo editorial es lento y fatigoso. El éxito de los libros depende, no sólo de la calidad del mismo, sino de la oportunidad del contenido y de saber comunicarlo, de convertirlo en “imprescindible”.
A estas tareas se dedica Sheila Fernández dentro del equipo de la editorial. Sheila es Licenciada en Publicidad y RR.PP. por la UCM. Además ha cursado nuestro MBA en Empresas e Instituciones Culturales Santillana/Complutense. Además de sus prácticas en la editorial colaboró en la comunicación de la “II Bienal de Diseño Iberoamericano 2010″ organizada por di_mad  (Central de diseño/Matadero). Entrevistamos a Sheila para conocer detalles de sus responsabilidades en la editorial.

Tenías alguna experiencia de gestión cultural antes de hacer el máster?
Antes de entrar en el máster no había tenido contacto con el sector de la gestión cultural.

Como consecuencia de las prácticas surgió la oportunidad de trabajar en un sector muy especial del libro: el cómic y la novela gráfica ¿cómo fue y qué peculiaridad tiene este campo?
Cuando comencé mis prácticas tuve la suerte de poder entrar a colaborar en el departamento de comunicación, campo en el que tenía experiencia previa y que me permitió por tanto involucrarme en el proyecto de Sins entido. Sentía mucho interés por el campo editorial, por lo que poco a poco comencé también a formarme en un campo nuevo para mí. Desde luego fue muy positivo, y lo está siendo, pues cada nuevo libro y en especial un cómic, siempre ofrece retos nuevos, debes saber adaptarte al estilo del autor/a y ser fiel al mismo. El trabajo en equipo es algo fundamental y que enriquece a nivel profesional, por suerte, esta es una característica básica de la edición.

¿Cuáles son tus tareas y  responsabilidades?
Soy la responsable de comunicación y marketing editorial, por lo que mis tareas van desde coordinar entrevistas con nuestros autores, relacionarme con los periodistas y críticos literarios para conseguir presencia en medios hasta elaborar estrategias de promoción para nuestros títulos y posicionar las obras y la editorial en el mercado editorial a través de los medios convencionales y nuevos como las redes sociales.

Háblanos de la gestión de los derechos de los dibujantes y guionistas…
Yo no me encargo directamente de la gestión de los derechos de los autores, pero existen varias posibilidades, pasaré a enumerar las más comunes.

a) Contactar directamente con un autor nacional o extranjero, es decir, sin agentes o editoriales extranjeras de por medio. En este caso, la editorial y el autor establecen una serie de puntos: adelanto que se concede (cantidad de dinero que se ofrece por el proyecto a editar anterior a su edición física), porcentaje de derechos de autor, varia entre un 8 ó 10%, tiempo de explotación de la obra, aspectos físicos de la obra: cartoné o rústica con solapas, tirada que se imprimirá, …

b) Comprar una obra a una editorial extranjera (en este caso puede ser a través de una feria o que dicha editorial contacte con nosotros), en este caso todo lo anterior se negociaría con la editorial que nos vende los derechos. Siempre suele pactarse los rasgos físicos del libro con el autor o editorial extranjeros: tamaño, tirada mínima, diseño de portada… (a veces dan libertad y en otros casos fijan las condiciones que deben llevarse a cabo).

c) A través de un agente, en este caso el agente sustituye a la editorial. El autor le ofrece el proyecto para que éste lo ofrezca a diferentes editoriales. Suelen negociar sobre todo el adelanto, los royalties y el porcentaje de derechos de autor. Esta opción es más usada en el extranjero, pero actualmente se impone cada vez más en España.

Los salones del cómic serán una constante en vuestra actividad, ¿no? ¿Qué papel tienen dentro del ciclo general de difusión?
Por un lado tenemos los salones, como Expocómic o el Salón de Barcelona, donde se acude con fines comerciales, se lleva un stand y todo el fondo editorial para venderlo. Su especial atractivo es darse a conocer directamente a nuestro público objetivo y conocer el trabajo de otras editoriales. En algunas ocasiones también sirve para hacer negocios con editores extranjeros y conocer nuevos autores con los que cerrar contratos. Mi papel dentro de los salones es elaborar toda la comunicación para contactar citas entre nuestros autores y periodistas; darlo a conocer entre nuestro público, elaborar las sesiones de firmas… y sobre todo, siempre se ayuda en todo lo que se pueda, en una editorial todos arrimamos el hombro.

Las ferias comerciales, como por ejemplo Frankfurt, Líber, Buenos Aires, Book Expo America, FIL en Guadalajara están orientadas a cerrar contratos de compra, venta de obras o exportación del catálogo al extranjero. Normalmente los editores acuden con las citas cerradas. Para este caso suelo elaborar dossieres sobre nuestro catálogo e informes de marketing sobre nuestra presencia en el mercado, para que puedan conocer nuestro trabajo y así establecer relaciones profesionales.

¿Algunas ideas o herramientas de gestión con las que afrontar la crisis y su repercusión en la cultura?
En este caso es difícil dar una respuesta única, los nuevos medios ofrecen muchas posibilidades. Yo propongo la creación de redes con el mayor número de agentes del sector que sea posible, en estos momentos es necesario hacerse fuerte, y para mí lo más inteligente es potenciar el sector entre todos para mantenerlo a flote. Las redes sociales también están ofreciendo nuevas alternativas, son gratuitas y nos permiten llegar a un alto número de personas, pero no debemos dejarnos llevar por la espontaneidad.
Según la época (Navidad, feria del libro, etcétera) y nuestras actividades, intento elaborar estrategias paralelas en nuestras redes sociales, para dar una coherencia a nuestro mensaje, y sobre todo establecer diálogo con el público. Las redes sociales lo permiten cada vez más y esto nos ayudará a crear una oferta más cercana a sus intereses.
Y desde luego, mantener un contacto constante con los periodistas, son nuestros principales prescriptores.

¿Volviendo al principio, tienes del máster algún profesor, clase o lectura sustancial, inolvidable, que te haya servido para desarrollar y crecer en tu responsabilidad actual?
Rosina Gomez Baeza es una mujer con una visión muy amplia de la realidad cultural del país, su experiencia profesional en el extranjero le ha servido para aplicar nuevas propuestas y posicionar a La Laboral de Gijón en el panorama cultural nacional (pese a cómo resultó todo). Es un ejemplo de buena gestión.

Y para acabar: tres obras de vuestro catálogo que nos recomiendes personalmente.
Logicomix, por Christos H. Papadimi, Apostolos Doxiadis
El fotógrafo, por Lemercier, Guibert Lefèvre
Cuadernos ucranianos, por Igort

Gracias Sheila, suerte y que sigan leyendo muchos cómics. Mi último regalo fue vuestro libro Tina Modotti / biografía, gustó mucho…

El marketing en la cultura, marketing 3.0

Dice Kotler: “El márketing pasó de ser sólo un proceso de ventas y publicidad a un conjunto de procesos para crear, comunicar, transmitir y entregar valor”. El guru del marketing moderno, autor del libro Marketing 3.0, toma el objetivo del marketing como una misión, ayudar a los clientes a alcanzar sus aspiraciones y su lado piadoso. Dicho de otro modo, un proceso. ¿Cómo nos aluden estas consideraciones de Kotler en nuestra actividad de gestores culturales? …esto es lo que nos ayudó a entender Marta Gabarró en su clase. Nuestro proyecto cultural ha de ser definido, precisado y diseñado con estas herramientas para poder acceder al público que necesitamos.

Marta Gabarró tiene una extensa experiencia en la aplicación del marketing a productos o empresas culturales. Últimamente tiene entre manos un plan de producto para un productor de semillas, nada que ver, parece. Sin embargo con la extensión como una mancha de aceite de los huertos urbanos, plantación para el autoconsumo y otras propuestas verdes de carácter alternativo, este productor de semillas necesitaba dirigirse a este público con sus valores para ser aceptado, dar a entender que trabaja en la misma dirección: la sostenibilidad. De este modo, el aroma, el sabor, la reutilización de las semillas se convierten en las cualidades a comunicar. El envase, las cantidades, lo sensitivo… todo se transforma para no perder oportunidad.

Volviendo a su actividad académica con nosotros, a lo largo de un ejercicio minucioso y participativo, los alumnos reorientaron un pequeño museo obsoleto en un proyecto con algunas oportunidades. Empleando las herramientas del marketing reformularon nuevos objetivos, buscaron otros públicos o ampliaron el campo de actividad. Objetivo conseguido.

Entrevista con Philiph Kotler en El País  (mayo,2012)
http://economia.elpais.com/economia/2012/05/25/actualidad/1337965724_032946.html

El Gran Tour, Londres convertido en un museo…
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/07/25/cultura/1185377056.html

Entrevista a Zuriñe Santamaría Mesanza

Zuriñe Santamaría Mesanza

Productora ejecutiva y gerente del espectáculo Eta bihar… zer? / Y mañana… ¿qué?, realizado por las compañías profesionales de teatro Traspasos Kultur, Gaitzerdi Teatro y Hortzmuga Teatroa, en el marco de 2012, ‘Año de las Culturas por la Paz y la Libertad’ organizado por la Fundación 2012 Fundazioa del Gobierno Vasco.

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad del País Vasco y MBA en Empresas e Instituciones Culturales 2009-2010. Su trayectoria profesional se ha venido desarrollando en el ámbito de la museología en diferentes centros de arte contemporáneo como en el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente de Segovia; ARTIUM, Centro Museo Vasco de Arte Contemporáneo en Vitoria-Gasteiz, y en el departamento de Arte y Tecnología de Fundación Telefónica en Madrid. Durante sus más de diez años de trayectoria profesional en el entorno museístico ha realizando diversas tareas como investigación, conservación de arte contemporáneo, registro de museos, coordinación de exposiciones, ayudante de comisariado, producción de obras artísticas, etcétera, especializándose en la gestión de colecciones de arte y en la auditoria, análisis, definición e implementación de políticas de gestión y documentación de colecciones de arte contemporáneo, incluyendo colecciones de arte tecnológico, videoarte o netart.

Desde 2011 se encarga de la producción ejecutiva de dos espectáculos teatrales. El primero, Eta bihar… zer? / Y mañana… ¿qué?, presentado el pasado 26 y 27 de octubre en Bilbao, espectáculo creado por las compañías Traspasos K, Gaitzerdi Teatro y Hortzmuga Teatroa con motivo del Año de las Culturas por la Paz y la Libertad, impulsado por el Gobierno Vasco y Fundación 2012 Fundazioa. El segundo espectáculo Nada tras la puerta, obra actualmente en producción, con la co-producción del Centro Dramático Nacional, y cuyo estreno está previsto para septiembre de 2013 en Centro Dramático Nacional de Madrid.

¿Cómo comenzaste a trabajar en este proyecto?

Mi relación con la compañía profesional de teatro Traspasos Kultur, formada por Mikel Gómez de Segura y Charo Fernández, comenzó hace ya doce años, con el espectáculo Pepe el Romano (La sombra blanca de Bernarda Alba). Siembre me habían interesado las artes escénicas y era asidua de teatros, así que poco a poco comenzó mi relación con esta compañía en colaboraciones puntuales, ya que paralelamente desarrollaba mi carrera profesional relacionada con las artes visuales. Me interesaban mucho sus propuestas contemporáneas y universales, que tratan de ir más allá buscando otra mirada, lo que unido a su actual línea de trabajo sobre el tema de los derechos humanos a través de la puesta en escena abrió la puerta a una mayor implicación por mi parte.

A lo largo de estos años la colaboración con la compañía ha sido muy diversa, en ocasiones en labores de difusión, otras en comunicación y, especialmente, en el área de producción. Es con los espectáculos Eta bihar… zer? / Y mañana… ¿qué? , Nada tras la puerta, actualmente en fase de producción, cuando la participación en estas producciones, y en la compañía, es completa.

Coméntanos un poco cuáles han sido ahora tus tareas.

El espectáculo Eta bihar… zer? / Y mañana… ¿qué? es un espectáculo creado de forma colaborativa por tres compañías de teatro vasco: Traspasos Kultur, Gaitzerdi Teatro y Hortzmuga Teatroa. Comenzó con un equipo de trabajo formado por seis personas que llegó a convertirse en un gran equipo de más de cien personas.

Desde el inicio del proyecto, los cometidos de las seis personas que integramos el equipo se dividieron en un primer momento en dos partes principalmente: creación artística y producción y gerencia, aunque en fases posteriores del proyecto el equipo amplió sus funciones. La parte creación artística la forman los tres directores, uno de cada compañía implicada, que trabajan en la creación conjunta del espectáculo, además de hacerse cargo de las competencias de dirección general, dirección artística y dirección técnica. A esta parte creativa acompañaban tres personas en producción ejecutiva y gerencia.

Dentro de los cometidos asumidos por el equipo inicial se me encargó la coordinación de los procesos creativos, la gerencia y la producción ejecutiva general del espectáculo, junto a dos productores más encargados de tareas concretas asignadas por producción y dirección. Posteriormente, en diferentes fases del proyecto, se han sumado otros cometidos como la edición y coordinación de la publicación realizada con motivo del espectáculo o como formar parte del equipo de regiduría en directo del espectáculo.

Pero la función esencial, ya sea en el ámbito de la gerencia como en el de producción, es facilitar el trabajo a los creadores, esto abarca desde los directores hasta el equipo artístico y técnico, para que puedan crear y conseguir en el espectáculo la calidad artística y estética que se transmite al público. Este proceso no siempre es fácil. He podido afianzar mi convicción de que, junto a las cualidades específicas de los perfiles de gerencia, producción, administración, etcétera, es necesario que los agentes que trabajen en las artes, en cualquiera de sus disciplinas, tengan sensibilidad, afinidad e interés por el ámbito artístico. Es necesaria la formación específica de gestores culturales que faciliten, desarrollen e impulsen la creación, porque todos estos perfiles están al servicio de un único fin: el proyecto artístico.

¿Qué destacarías de este proyecto?

Nace con motivo de la celebración en 2012 del ‘Año de las Culturas por la Paz y la Libertad’ en Euskadi y de la conmemoración del 75º Aniversario del Bombardeo de Gernika, organizado por el Gobierno Vasco y la Fundación 2012 Fundazioa. Las tres compañías participantes se unen para realizar y presentar un proyecto que nace del diálogo, el debate y la construcción conjunta de una propuesta artística multidisciplinar en contra de la violencia y a favor de los derechos humanos. Esta creación conjunta se realiza, por tanto, de forma colaborativa y con una visión artística común, lejos de basarse en la simple unión de las diferentes estéticas y estilos de cada compañía en un único producto escénico.

En el proyecto conviven y se entremezclan acciones teatrales y de danza en las que participan una veintena de actores, junto a la colaboración de cuatro reporteros de guerra, una composición musical creada específicamente para el espectáculo y la participación de un coro juvenil en directo, formado por 55 intérpretes. A su vez, estas acciones escénicas y musicales se complementan con la creación audiovisual y la fotografía, mostradas sobre un cubo proyectable, formado por cuatro pantallas de 8 metros de ancho por 6 metros de alto, que configura el escenario. Los elementos escénicos se completan con la participación de un caballo mecánico de 5 metros de alto que recorre el espacio; y el equipo artístico se completa con un equipo técnico excepcional formado por más de una docena de profesionales. Es importante resaltar también la envergadura económica de un proyecto de estas características técnicas y que cuenta con más de un centenar de profesionales de diferentes disciplinas.

Hago esta somera introducción a los elementos técnicos y humanos que conforman el proyecto en su conjunto porque es ahí donde reside el principal reto del espectáculo. Muchos de los elementos comentados se han trabajado por separado y ha sido pocos días antes del estreno cuando se han unido para fundirse, finalmente, en una unidad.

Inevitablemente, una creación que cuenta con tantos y tan diferentes agentes implicados es un proyecto que está en una búsqueda constante de equilibrio, el cual en algunos momentos parece quebrarse por la fuerza de la gravedad. Ha sido un gran desafío lograr ese equilibrio, mantener el mismo equipo, los objetivos comunes y una implicación máxima de todos, hasta ponerlo en escena con la plena satisfacción del equipo y con la emoción y positiva recepción que ha tenido por parte del público. La gestión humana, artística, económica, …, de todos estos elementos y equipos de trabajo para que confluyan y se alcancen estos resultados ante 7.000 espectadores son, sin duda, lo más gratificante que se puede alcanzar tanto en el plano personal como profesional.

MÁS INFORMACIÓN
…………………………………………………

Entrevista con Raquel Prieto, ‘Mención especial’ en la VIII edición de nuestro máster


Raquel Prieto, cambia hormigón por intangibles

Raquel Prieto es ingeniera técnica de Obras Públicas y máster en Evaluación de Impacto Ambiental.

Ha trabajado en las infraestructuras, en concreto en conservación de Carreteras como responsable del Área de Explotación, y también en construcción de Carreteras, en el control de la ejecución y medición de obra como Asistencia Técnica a la Dirección de Obra. Siempre atenta a la calidad de ejecución, al impacto ambiental y al proyecto bien rematado.

Ante la crisis de inversión en la obra pública decidió cambiar de sector y acaba de finalizar de forma sobresaliente el MBA en Empresas e Instituciones Culturales. Raquel tiene valor para afrontar nuevos retos y aportar una mirada distinta al ámbito de lagestión cultural.

Raquel, por favor, explica este salto de un sector tan técnico como las Obras Públicas al sector cultural.

En primer lugar buscaba una nueva oportunidad laboral ante la deriva del sector de la construcción con motivo de la crisis, y especialmente el de la obra pública. Este sector sufrió una paralización especial en 2008 debido a los recortes de gasto público, por lo que decidí, en vez de insistir sobre lo mismo, buscar otros posibles ámbitos de trabajo.

El sector cultural me parece un ámbito de oportunidad y de futuro: frente a lo que se observa en otros sectores productivos, la gestión cultural no parece admitir la deslocalización; es un sector que, debido a su singularidad, pertenece a cada país.

Por otra parte, me parece importante que cualquier modelo económico esté basado en la cultura, sea porque pone uno de sus pilares en ella, sea porque la introduce de manera transversal en todas y cada una de las áreas de desarrollo, como instrumento para favorecer la cohesión social (construir sociedad) y poder llevar a cabo un desarrollo sostenible.

Finalmente, la cultura forma parte importante de mi tiempo libre y mi experiencia vital, y me apetecía explorar la posibilidad de conjugar mi pasión personal con una formación dirigida al ejercicio de la gestión cultural.

Tu relación anterior con el sector cultural ¿cuál ha sido? y ¿de qué tipo?

Personalmente he vivido la experiencia de contar con acceso a la cultura desde diferentes entornos. Podría empezar por el bibliobús que llegaba a mi pueblo, luego la biblioteca, el cine, las exposiciones… en Zamora, y posteriormente en Valladolid, como fiel espectadora del Festival de Teatro de Calle, la Seminci, la sala Ambigú, los cines Casablanca, o las exposiciones de fotografía de la sala de San Benito.

Los años que pasé en Valladolid han tenido un efecto muy importante en mi desarrollo personal, y me han demostrado en la práctica la capacidad de formación y enriquecimiento que se puede proporcionar a las personas a través de una buena gestión cultural.

¿Qué objetivos (o sueños, ¿por qué no?) buscabas al matricularte en el MBA?

El objetivo principal ha sido formarme para poder acceder a un sector profesional que me entusiasma. Y un sueño sería poder proporcionar a otras personas experiencias similares a aquellas a las que yo he tenido acceso, experiencias que han sido capaces de provocar transformaciones en mí.

¿Hasta qué punto los has visto satisfechos?

Creo que es importante adquirir una formación rigurosa en este campo, debido a las propias características del sector, y a la importancia que le concedo: no basta con la afición y las buenas intenciones. Y creo que este MBA me ha proporcionado la base necesaria para que, si se diera el caso, pudiera iniciar mi carrera como gestora cultural, con unas mínimas garantías desde el punto de vista más personal, en el que procuro ser muy exigente con lo que ofrezco.

¿Cuáles han sido los contenidos, profesores o temas que más te han sorprendido y estimulado durante el curso? 

Considero esencial la formación económica que he recibido, de la que yo carecía, que fue brillantemente desarrollada por Héctor López. En relación con un ámbito que me gusta especialmente por venir de donde vengo, el urbanismo, destaco la participación de Francesc Muñoz con su genial desarrollo del concepto de “urbanalización”.

También destaco a José Tono como ejemplo de persona con gran capacidad de sacar a delante proyectos muy ambiciosos, con una formación impecable, capaz de fundamentar contenidos; a Rosina Gómez-Baeza, por su sencillez, su habilidad para transmitir conocimiento a través de la experiencia de una gestión impecable y honesta; a Fernando Bercebal por su gran habilidad en el trabajo de equipo con grupos y su exposición sobre el teatro de creación -devising theatre-, y por supuesto su amabilidad en los momentos que he tenido que recurrir a él para la elaboración del proyecto fin de MBA; a Chus Santos, por lo bien que comunica y desarrolla el concepto de storyteller, y a Guillermo Spottorno por su magnifica clase sobre marketing on-line. Me ha gustado también especialmente descubrir a Horacio Fernández y su visión del fotolibro.

Entre todas las visitas realizadas, de gran interés todas ellas, destacaría la emoción que me causó la visita al teatro de La Abadía, y el viaje realizado a mi tierra, donde me sorprendió muy gratamente la propuesta de la Fundación Sánchez Ruipérez y la gestión del Ene (Museo de la Energía) en Ponferrada.

Y para finalizar una anécdota, la de encontrarme una mañana de sábado, sin previo aviso, a Jose Miguel López, al que sigo desde hace años en su programa Discópolis de Radio 3, quien a última hora tuvo que hacer una sustitución de emergencia, la cual resolvió con una clase muy amena sobre la historia de la música popular de los últimos años.

Has gestionado proyectos de distinta naturaleza en tu profesión. ¿Encuentras coincidencias en los procesos, en las habilidades necesarias para desarrollar proyectos culturales?

Sí, podría decirse que al final de cuentas todo es gestión. Y, en general, el trabajo asociado a la construcción como la conservación de infraestructuras tiene más de gestión que de ingeniería especializada. Con la diferencia de que este último es un sector muy definido, muy regulado a través de la normativa, y donde la creatividad se pone al servicio de la gestión para la resolución de los problemas que surgen en el día a día.

Me gustaría comentar el magnifico caso expuesto por Agapito Pageo: “El toro de Osborne”. Este caso tiene mucho que ver con la explotación de la Red de Carreteras del Estado, ya que creo que sentó un precedente muy importante en esta materia, debido a que posteriormente ha sido utilizado para la defensa de instalaciones en las zonas de afección de las carreteras estatales. Ejemplo que ilustra la interconexión de dos sectores que, en principio, podrían parecer totalmente ajenos.

Realizaste tus prácticas obligatorias. ¿Qué modelo de empresa fue y que bagaje te llevas?

He tenido la oportunidad de realizar mis prácticas en el Centro Cultural Europeo Eureka en Santander, ciudad donde resido actualmente. Se trata de una pequeña asociación que, a nivel personal, me ha servido para conocer a personas muy valiosas, a las que quizás no habría tenido acceso de otra manera. Y a nivel de conocimiento, me ha proporcionado una oportunidad para conocer la forma en que se lleva a cabo una gestión a pequeña escala (de personas, presupuestos y proyectos disponibles). Y apreciar cuánto se puede lograr con unos medios limitados pero con mucha ilusión. En la actualidad sigo colaborando con ellos, ya que supone una oportunidad de continuar con un trabajo de gestión cultural a corto y medio plazo.

Comenta brevemente el proyecto fin de máster por el que te grupo recibió la calificación de sobresaliente.

El proyecto ha consistido en la producción y justificación de una intervención artística en la naturaleza, a través de música en directo, fotografía y teatro de creación para el trabajo de teamwork y desarrollo de habilidades sociales, enfocado en un primer momento al mundo empresarial.La iniciativa partió de uno de los miembros del grupo, que toca en un grupo de música en su tiempo libre y está muy interesado en obtener una buena acústica; la propuesta recibió el apoyo inmediato de todos los miembros del equipo.

Desde un punto de vista personal, la iniciativa encaja en mis intereses por varios aspectos. En primer lugar, debido a mi experiencia como espectadora durante años del TAC (Festival de Teatro y Artes de Calle) de Valladolid, me atrae especialmente el hecho de llevar una intervención artística a espacios no convencionales; por otra parte, el planteamiento del proyecto encaja con mi preocupación por controlar el impacto de cualquier actividad en la naturaleza,

la defensa de ésta y la sensibilización ambiental; finalmente, como he indicado, pienso que una buena gestión cultural debe incluir entre sus objetivos la formación del público, dando gran importancia a los contenidos.

¿Se podría decir que tu visión de la cultura, tanto del mercado cultural como del sector institucional, se ha transformado después de hacer el máster?

Por supuesto: ahora tengo una visión más amplia e ideas más claras. Cuando acudo a algún evento cultural, presto mucha atención, en la medida de lo que como espectadora puedo ver, a la concepción, discurso, producción, detalles de la instalación, patrocinios, giras, etc.

Para finalizar: Te apasiona la fotografía, has realizado talleres, te ejercitas,…,  ¿en qué clase de proyectos fotográficos te gustaría participar como profesional de la gestión cultural?

La fotografía me apasiona como espectadora, pero también como fotógrafa amateur. Con vistas a la gestión cultural, pienso que esta ambivalencia podría resultar enriquecedora. En el fondo, pienso que ambos aspectos están muy unidos, ya que pienso que el desarrollo de las facultades críticas resulta especialmente importante en un artista que utiliza la fotografía como medio en el siglo XXI; dicho de otra manera, lo que distingue a un buen fotógrafo, como a un buen gestor de la especialidad, es la capacidad de distinguir una imagen con vida propia, con contenido, iluminadora, de una convencional. Personalmente, pienso que esta distinción no debe plantearse a nivel individual, sino teniendo en cuenta su integración en un grupo de imágenes que permita articular un discurso visual: esto se puede materializar mediante la construcción de fotolibros, exposiciones temáticas, ensayos fotográficos, etc.

Me interesa la fotografía que va más allá del registro (más o menos estilizado) de la realidad, la que decide ser un instrumento crítico de conocimiento, de análisis y de reflexión, a través de la belleza.

Gracias Raquel por tus respuestas. Todo el equipo del máster te desea lo mejor y que tus proyectos se hagan realidad.